viernes, 13 de mayo de 2011

"Mamiña, niña de mis ojos"

Con premura y el mayor de los cuidados, 
la enceguecida niña fue preparada para el baño curativo. 
Muy liviana de atavíos, fue sumergida una y cien veces en las aguas sanadoras. 
Hasta que comenzó a recuperar la vista y,
maravilla, pudo observar el esplendor de la pampa y los incomparables tamarugos, 
que dominaban con su deslumbrante belleza.

3 comentarios:

sandra conejeros fuentes dijo...

Muy lindos colores y composicion!! que bello tu trabajo! es un gusto pasar por aca!

Josa Arce dijo...

Gracias Sandra!!!

Qathee! dijo...

Muchas Gracias... necesitaba hacer una guia para mis niños y me sirve mucho la imagen :D