viernes, 27 de mayo de 2011

"La pulga mensajera"

Voy a los juegos de pelota —repuso la pulga—
a llamar al nieto de una pobre anciana solitaria que lo espera en su choza.
—Si es así —dijo el sapo— yo te llevaré en mi boca y llegarás mucho más rápido.
Aceptó agradecida la pulga, instalándose en la bocaza del sapo.